Cómo aprovechar los beneficios del bicarbonato de sodio y el jugo de limón para realizar un blanqueamiento de axilas

Published on April 1, 2019 by

El rasurado, unido al paso de los años, puede oscurecer la piel de las axilas debido a que provoca que el vello crezca más fuerte y grueso y que los pelitos se puedan enquistar en la zona con una mayor facilidad.

Cabe señalar, asimismo, que las manchas grisáceas también pueden aparecer debido a una acumulación de células muertas.

Asimismo, y tal como explican desde la web de Rexona, las manchas en las axilas también se pueden deber al uso de productos químicos.

Seas cuales sean los motivos que hayan traído consigo un oscurecimiento del área, recuerda que los remedios caseros se bicarbonato para las axilas te darán la oportunidad de aclarar la piel en poco tiempo y de un modo muy práctico y económico.

Ingredientes

Medio limón (no olvides que también podrás aprovecharlo para dar vida a un remedio natural de limón para el acné, por ejemplo)

2 cucharadas de bicarbonato de sodio (lo puedes comprar en tu supermercado más próximo por muy poco dinero, ya que se trata de un producto muy económico)

Pasos a seguir

  • Exprime el limón para convertirlo en jugo y vierte el zumo en el interior de un recipiente limpio.
  • Agrega el bicarbonato de sodio y mezcla los dos ingredientes con la ayuda de una cuchara hasta obtener una pasta homogénea.
  • Extiende el producto sobre las axilas realizando un suave masaje circular.
  • Después, deja que el bicarbonato y el limón actúen durante 10 minutos para que este truco de belleza natural resulte efectivo.
  • De este modo, conseguirás aclarar las axilas y eliminar esas desagradables manchas grisáceas que aparecen en esta zona fruto de las continuas depilaciones y rasuraciones.
  • Repite esta misma operación todos los días hasta que tus axilas se vean bellas, claras y libres de manchas.
  • Si tienes la piel sensible y el limón la irrita, recuerda rebajar su acidez agregando un poco de agua antes de extenderlo sobre tus axilas.
  • Tras haber retirado el compuesto podrás secar la piel y aplicar un desodorante en las axilas. ¿Un consejo? Que recurras a un producto de belleza que no contenga alcohol para prevenir la aparición de irritaciones. Puede emplear, por ejemplo, el desodorante Crystal de Sante , un producto que no contiene alcohol ni parabenos y aporta horas de frescor.